7 consejos basados en evidencia que todo profe debe saber para sus clases online – Parte 2

Ya conociste cuatro de los sietes consejos que te dejamos en la primera parte de este post. Ahora terminamos la lista que tú y tus colegas deben leer para que sus clases en línea sigan los mismo métodos que usan los docentes con más experiencia en la educación a distancia.  

5. Pruebas de bajo impacto pero frecuentes: fáciles de hacer y muy efectivas 

Las pruebas que incluyan poco contenido -pero específico- mejoran la retención del mismo, y los estudiantes que más les cuesta son quienes más podrían beneficiarse de estos test semanales, según este estudio

Además, estas evaluaciones que signifiquen un porcentaje bajo en las notas finales, al ser cuestionarios en línea se pueden calificar automáticamente, ahorrándote horas de trabajo

Con plataformas como Kahoot y Quizlet puedes crear cuestionarios online llamativos y divertidos, los que ayudarán a los y las estudiantes a retener y volver a procesar mejor el contenido aprendido. ¡Anímate!

6. Combate el “aislamiento” de las clases en línea creando comunidad en tu sala virtual

Con la educación en línea no solo estás físicamente separado/a de tus estudiantes, sino que la distancia sicológica y emocional también aumenta, desgastando los vínculos sociales entre compañeros y entre docente-estudiante, relación clave para el proceso de aprendizaje según este estudio.

En esta línea, hacerle sentir a los estudiantes que son parte de un grupo social y comunicarse con ellos/as con mayor regularidad, es importante para disminuir la sensación de aislamiento del modo en línea. Lo ideal sería no solo remitirse a abordar problemas académicos, sino también demostrar interés en cada uno de los estudiantes. 

Para esto, en el caso de los profesores y profesoras jefes, una opción es incorporar reuniones matutinas de 5 minutos con su curso, saludarles y entregar un mensaje motivante para empezar el día.

Aprovechar de generar interacción también puede resultar estimulante, por ejemplo al preguntar si tienen mascotas, saludar a quien esté de cumpleaños o pedir la recomendación de una película. De esta forma, además, los estudiantes podrán aprender más de sí mismos y de sus compañeros.

7. ¡Cuídate!

Último pero no menos importante, ¡preocúpate de ti! 

Un estudio de la Universidad de British Columbia, en Canadá, reveló que en la sala de clases el estrés es contagioso: según el estudio, aquellos docentes que contestaron que estaban estresados, tenían niveles altos de cortisol -la hormona que indica la presencia de estrés-, y sus estudiantes también. 

Es decir, si sientes inquietud, alteración o agotamiento, esto interfiere en tu manejo de la clase y, a su vez, se lo transmites a tus estudiantes. Por lo que -como si fuera poco y con todo el trabajo que conlleva ser educadores- cuidarte a ti mismo/a también es necesario.

Por otro lado, hacer clases en línea implica pasar muchísimas más horas frente al computador de las que probablemente estabas acostumbrado. Por lo mismo, intenta también preocuparte de tu cuerpo en esas horas para que no lo resientas después. 

Sabemos lo desafiante y exigente que ha sido este año en particular para los educadores y educadoras. Esperamos que estos consejos te sirvan como un último aliento para los meses que aún quedan, y que los puedas aplicar en un futuro si lo necesitas. 

¿Qué te parecieron estos consejos? Por favor, déjanos tu opinión más abajo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: