Comportamientos y hábitos digitales saludables: ¿Cómo se los inculco a mi hijo?

¿Te has preguntado cómo puedes ayudar a tu hijo o hija a tener comportamientos y hábitos digitales más saludables? Los padres y madres siempre van a querer que sus niños sean la mejor versión de sí mismos. Sin embargo, en pleno crecimiento y etapas de desarrollo personal y social, son más propensos a equivocarse y actuar como no esperamos que lo hagan.

Por otro lado, internet y las redes sociales son un espacio que muchas veces facilita y hasta potencia las malas prácticas, pero de cada uno depende hacer de éste un espacio seguro y respetuoso. Por eso, si tu hijo no ha sido el mejor ciudadano digital, con este post sabrás cómo revertir esta situación. 

Conversa sobre ciberacoso y sus manifestaciones

El paso más importante para prevenir malos comportamientos en internet o las redes sociales es educar al menor sobre un uso sano y responsable. Preocúpate de que tu hijo o hija sepa las consecuencias de, por ejemplo, hostigar a un compañero por Instagram o chatear con desconocidos. 

Los estudiantes deben reconocer todas las formas de ciberacoso y saber que ellas y cualquier tipo de violencia está mal. En el caso del espacio digital, al no existir contacto directo entre los involucrados, quien agrede no ve la reacción de la persona agredida y se olvida que detrás de la pantalla también hay una persona. 

Conversar sobre estos temas con tu hijo o hija, discutirlos en la mesa y preguntarle su opinión le servirá mucho para aprender desde tu perspectiva cómo debe o no comportarse en internet, y que comprenda la importancia de respetar y mantener relaciones sanas tanto en la vida real como la virtual. 

El autocuidado online

Así como hablen de ciberacoso y los riesgos del espacio digital, también es importante que conversen sobre los cuidados que deben tener a la hora de navegar en línea. 

Las implicancias de la huella digital, la importancia de la privacidad, de proteger sus datos personales y de usar contraseñas fuertes, son algunos de los conceptos y prácticas que tú y tu hijo deben manejar. Éstas les permitirán habitar el espacio digital con mayor precaución y seguridad. 

Sé un buen ejemplo

Para que el o la menor cumplan con la mejor versión de ciudadano digital que tú le estás presentando, ¡entonces debes ser su primer ejemplo! Los niños son imitadores por naturaleza, por lo que si eres de quienes suben muchas fotos de sus hijos o se pasan mirando el celular cuando están comiendo, intenta tú también cambiar estos hábitos. 

La importancia de la confianza

¿Tienes a tu hiijo/a en tus redes sociales? Sabemos que el comentario que menos quiere un adolescente en su último post es el de su mamá o su papá, pero si aún no tienes a tu hijo/a en tus redes, podrías intentar hacerlo. ¿Cómo? Generando confianza.

Monitorear la actividad online de tu hijo/a, especialmente durante sus primeras exploraciones en el ciberespacio, es una práctica muy recomendada. Esto lo puedes hacer -como dijimos más arriba- teniendo presencia en sus redes o participando en su experiencia en internet si aún no se ha creado redes sociales. 

La mentoría parental también es clave. Mediante ella puedes supervisar el uso que el menor le da a la tecnología, sin ser invasivo, sino que observando su comportamiento para luego corregir en caso de ser necesario. Aplicaciones como Qustodio te permiten obtener esa información.

Es necesario aclarar que, precisamente, para lograr que tu hijo/a confíe en ti y no tema compartir contigo su actividad en el mundo digital, ¡no le espíes! Esas revisiones secretas o invadir innecesariamente su privacidad deberían ser un último recurso, solo cuando existe una preocupación significativa. Si no es el caso, entonces le transmitirás desconfianza y quizás hasta le alientes a actuar de manera clandestina. 

Crea un acuerdo sobre uso de la tecnología 

¡Este debiese ser el primer paso! Crear algo así como un contrato, es decir, establecer en papel ciertos puntos acordados que el niño o niña debe cumplir al usar sus dispositivos electrónicos. Generar acuerdos es clave para lograr un entendimiento sobre lo que es o no apropiado para tu hijo/a con respecto a su edad. 

Un contrato, además, le hará ver a tu hijo o hija que le quieres hacer partícipe de este proceso de decisiones, le quieres involucrar y escuchar su opinión con respecto a los horarios y usos que le darán a los dispositivos móviles. 

Como te dijimos en la nota sobre las consideraciones que debes tener al regalar un celular a tu hijo, si quieres que ambos adopten hábitos y comportamientos digitales saludables, esta puede ser una ocasión para que tengan algo en común y se apoyen en este compromiso por mejorar sus hábitos digitales. 

En BRAVE UP! creamos este acuerdo para que firmes tú y tu hijo. Descárgalo, imprímelo, rellénenlo y péguenlo en un lugar visible de la casa para que ambos lo tengan presente.

¿Qué te pareció este post? ¿Tienes alguna otra recomendación? ¡Déjanos tu comentario! 🙂  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: